cropped-head.png
  • Fecha: 19/04/2015

Descripción de la ruta Introducción

La zona que vamos a visitar forma parte del Espacio Natural “Hoces del Alto Ebro y Rudrón”. Está situado en el noroeste de la provincia de Burgos y es una zona de gran impacto de los sentidos por los impresionantes cortados calizos del cañón y su tranquilidad, al ser menos conocido que las hoces del Ebro en la desembocadura del Rudrón. El río se sumerge en un hundidero un poco más allá de Basconcillos del Tozo y surge de nuevo en la Cueva del Moro, en Barrio Panizares, localidad muy cercana a Hoyos del Tozo por el que pasaremos en el recorrido. A partir de aquí se encajona en dramáticas paredes entre las que fluye el agua, en ocasiones estruendosamente. No en vano quedan restos de molinos y centrales hidroeléctricas.

El recorrido

Saldremos del pueblecito de La Rad (970 mts) al lado de la carretera de Burgos-Aguilar de Campoo. Descenderemos por pista y sendero entre quejigos hasta el cañón, contemplando la cascada de El Tobazo, cerca del puente para cruzar el río y llegar al Molino del Zurdo (760 mts). Muy cerca tenemos el pueblo de Moradillo del Castillo, que visitaremos brevemente para refrescarnos en la fuente de la entrada y contemplar la espectacular pared rocosa junto a la carretera hacia Tubilla del Agua. Volvemos sobre nuestros pasos pasando de nuevo el edificio del Zurdo hasta coger el desvío en dirección a Hoyos del Tozo y adentrarnos en el cañón y recorrer los poco más de 7 kms hasta Hoyos del Tozo. Atención: nos recomiendan en esta época no salirnos del sendero para no molestar a la fauna en su periodo de cría.

Pronto llegaremos al paraje de “Rasgabragas” con restos de un molino y un poco más allá iniciaremos un sendero de ascenso hacia las ruinas del pueblo de Ceniceros a 1,5 km, pasando por el paraje de La Calzadilla, conato de cueva en la pared del cañón. Por todo el recorrido podremos tener otra admirable perspectiva del cañón.

Bajaremos de nuevo al desvío de Rasgabragas y seguiremos por el cañón y en un meandro nos encontraremos con una formidable surgencia de agua conocida como La Fuentona, que dependiendo de la cantidad de agua de la época habrá que pasar con precaución. Reanudamos el recorrido río arriba y encontramos más restos de estaciones hidroeléctricas y zonas de rápidos para acceder ahora ya a una pista que nos llevará hasta Hoyos del Tozo, protegidos por la inmensa pared caliza a nuestra derecha. Si vamos bien de tiempo podremos acercarnos a la ermita de Sta. María y la cascada de la Coladera, que no siempre tiene agua.

En el último tramo de la marcha nos dirigimos por la otra orilla del río siguiendo un camino agrícola y adentrarnos en una zona de arbolado por la senda de La Herradura y recuperar la altura inicial y llegar al pueblo de Trashaedo a 985 mts de altura, donde nos recogerá el autobús.