las peñas del leza foto

 

18/3/18

  • Distancia : 21,3 Kms
  • Desnivel positivo: 912 mts
  • Desnivel negativo: 1014 mts

 

El inicio de la marcha se realiza por el sendero que se sitúa en el interior de la Reserva de la Biosfera, en la zona del río Leza. Comenzamos la ruta en la plaza de Soto. Desde allí nos dirigimos a la parte alta del pueblo, donde se encuentra la Ermita de Nuestra Señora del Cortijo. Detrás de la ermita veremos una serie de pajares y tras cruzar varias eras de trilla tomamos el camino de la Dehesa. Caminando entre las terrazas que un día fueron campos de cultivo y de sustento de nuestros antepasados llegamos a dos zonas con icnitas o huellas de dinosaurio, la primera a 20 min. del inicio y la segunda a 50 min. Este último yacimiento, en el Solano de Peñalamora, se sitúa en un excelente mirador desde donde podemos contemplar el cañón fluvial más espectacular de La Rioja, fruto de la erosión del río Leza sobre las rocas calizas. Dejando a un lado el cañón y el descenso a la cueva, continuamos en dirección Este. Entre quejigos y enebros llegamos, sin dejar el sendero, a las eras de trilla de los corrales de Playerne. Frente a este lugar podemos ver las ruinas de Villanueva de San Prudencio. Adentrados en el quejigar comenzamos a perder altura hasta llegar al cauce del arroyo Mudarra, que cruzaremos para en ascenso tomar parte del cortafuegos que tenemos a la vista e ir por un aterrazado pinar hacia los prados situados enfrente a Villanueva de San Prudencio. Tomaremos una trocha que paulatinamente nos hará alcanzar la primera dolina, la de La Covaza, próxima a Zenzano. Nos enfilaremos hacia el pueblo que atravesaremos para dirigirnos por el sinuoso sendero de un tupido quejigal hacia las otras dos enigmáticas dolinas; Hoya de la Cueva y Hoya de la Redondilla. Posteriormente en suave ascenso iremos a buscar la cuota más alta de la jornada; Monte Zenzano (1.197 mts ). De allí iremos a buscar la senda del Cartero aprovechando las magníficas vistas que nos ofrece el valle del Leza y el del Ebro enmarcado de forma espectacular por la Sierra de Cantabria. Este descenso nos va a permitir disfrutar de panorámicas que se quedarán grabadas en nuestra retina hasta alcanzar el agreste barranco de Valdesad que en por estrecha senda al principio, ancha trocha y pista después nos conducirán al punto final de la marcha en la carretera LR 346 que une Ribafrecha con Ventas Blancas. En principio se hará esta marcha en lugar de la más larga, dada la complejidad del paso hacia las Peñas del Leza (con pasos cerrados herméticamente)

 

peñas de leza mapa