La cascada

 

  • Recorrido: 19 km.
  • Hora de salida: 8 horas. Puntualidad extrema. Hora de regreso : 19 horas
  • Dificultad: fácil =Desnivel ascendente:   233 m   = Desnivel descendente:   313 m.
  • Abierta la venta de billetes para socios el viernes 28 de diciembre, para no socios el lunes 7 de enero.

La llegada a Muriel Viejo será aproximadamente  las  9:45 horas. Tomaremos un café en el bar del pueblo e iniciaremos una suave subida hasta el mirador de la Peñota de donde disfrutaremos de unas estupendas e impresionantes vistas del valle. Desde aquí iniciamos un descenso por el PR- SO-016 hasta la Fuentona de Muriel donde almorzaremos.

La Fuentona es uno de los rincones más hermosos y escondidos de Soria. Es una pequeña y misteriosa laguna, antaño con un agua cristalina de color turquesa, de donde manan las aguas del rio Avión. Es un paraje natural de espectacular belleza situado cerca del pueblo Muriel de la Fuente. Hasta hace pocos años el origen del acuífero del ojo de la Fuentona era un misterio que alimentaba multitud de leyendas e historias contadas al calor de la lumbre en las noches del riguroso invierno castellano. Las modernas técnicas de espeleología submarina y el arrojo de un equipo de inmersión del programa “Al Filo de lo Imposible” acabaron con las especulaciones sobre este acuífero, convertido, pese a ello, en una de las surgencias kársticas más profundas de la Península Ibérica. Los documentales se pueden ver en youtube escribiendo simplemente “buceo espeleología la fuenteona”

A  continuación y tras pasar un puente de madera tomamos un desvío a la izquierda hasta una cascada, (solo 700 metros), se trata de un pequeño salto de agua que dicen que cautiva por su encanto. Esta cascada es muy difícil encontrarla con agua pero si tuviéramos esa suerte será un deleite para todos nosotros.

Regresamos hasta el sendero por donde nos habíamos desviado y seguimos el curso del rio Avión por su margen izquierda hasta llegar a la Casa del Parque del Sabinar de Calatañazor.  Visitaremos la casa y veremos un documental sobre la zona de una duración de  unos 17 minutos. La entrada cuesta 1 euro.

De aquí siguiendo el PR-SO-3 llegaremos a la Reserva Natural del Sabinar de Calatañazor. Con 22 hectáreas de bosque terciario, es un bosque de sabinas albares que acoge algunos de los ejemplares más longevos y elevados de esta especio de la península Ibérica. Algunos superan los 15 metros y tienen hasta 3 metros de diámetro. Fue declarado reserva natural el 11 de julio de 2000.

Desde aquí nos quedan 5 kilómetros para llegar a Calatañazor, una localidad con un encanto medieval, uno de los pueblos más hermosos de la provincia de Soria y uno de los más bonitos de España. Ascenderemos hasta su castillo, donde podremos observar el valle de la sangre, donde según cuenta la leyenda hubo una de las mas fieras batallas entre árabes y cristianos que jamás se recuerda. Era el verano del  año de 1002.  Almanzor (Al-Mansur, esto es, “el victorioso”), general de los ejércitos del califa cordobés Hisham II y auténtico caudillo y soberano fáctico de Al-Ándalus, había llevado por tierras riojanas una victoriosa campaña militar, de donde regresaba a sus cuarteles de invierno andaluces. Lo hacía victorioso pero enfermo. La ruta a seguir hacia Medinaceli le haría remontar el puerto de Santa Inés desde los Cameros y traspasar el portillo de Cabrejas, para salir a campo abierto frente al peñasco de Calatañazor. Hasta aquí la historia y en adelante la leyenda. Sancho García, a la sazón Conde de Castilla, apreció quizá debilidades nunca antes advertidas en los ejércitos mahometanos, calculó que había llegado el momento y la ocasión de rendir en combate a Almanzor, envejecido, enfermo y ahora en retirada. La tradición sostiene que “EN CALATAÑAZOR PERDIÓ ALMANZOR EL TAMBOR”, que es tanto como decir que perdió su talismán de imbatible y que resultó derrotado. Como la imaginación no está sujeta al rigor histórico, contemplando desde el castillo la extensa llanura hoy llamada “Valle de la Sangre”, puede uno asistir a la carga de las mesnadas de Sancho García contra las tropas califales y a la huida de éstas por el camino de Bordecorex hacia Medinaceli. Sí parece seguro que Almanzor murió la noche del 10 al 11 de agosto de 1002 y que fue sepultado en Medinaceli.
Por último decir que Orson Wells rodó aquí su película “Campanadas a medianoche” e hizo vestir de época a los lugareños para realizar unas tomas por el pueblo y por el valle de la sangre. Parece que éstos quedaron descontentos con la propina recibida.
También hay que observar las cocinas pinariegas (que se reconocen por la forma cónica de las chimeneas sobre los tejados).

En Calatañazor habrá tiempo para visitar el pueblo, que es uno de los más bonitos de España, visitar el castillo, los bares, restaurante, preciosas terrazas, así que podremos tomar unas cervecitas. TODO UN PLANAZO!!!!!!

 

Puntos de la marcha: Muriel el Viejo, mirador de la Peñota, Monumento natural de la Fuentona, Cascada,  Casa del Sabinar, Sabinar de Calatañazor, Calatañazor.

 Propuesta por Nilda Jiménez