TEJO

MARCHA POR LA MERINDAD DE VALDIVIELSO (Burgos)
Fecha: 12 de noviembre 2017

Tejos milenarios, monte Coronilla y eremitorios

  • Ruta: Panizares (Burgos), vista sobre el embalse de Cereceda, tejos milenarios, monte Coronilla y Tartalés de Cilla.
  • Dificultad: media
  • Desnivel: 600 m
  • Distancia: 16 kms
  • Hora de salida: 7:30
  • Organiza: José María Pérez
  • Venta de Billetes: con anterioridad y posterioridad a las proyecciones de las Jornadas de Divulgación de los Deportes de Montaña.

Descripción: En la merindad de Valdivielso partiremos desde el pueblecito de Panizares (672 m) para, en ligero ascenso por sendero divisar el Ebro con el embalse de Cereceda abajo. Una vez superado una pequeña cresta, giraremos a la izquierda para avanzar por zona cómoda de algunas rodadas de vehículos y enlazar con un camino procedente de Panizares. Nos volveremos hacia la derecha hasta llegar a un cruce de un PR (4,5 km), al que volveremos posteriormente, para dirigirnos hacia la Tejeda. Pasaremos por un estanque y en pendiente moderada divisaremos imponentes peñas (mesa de Oña, pico Tablones con sus antenas) y paredes del desfiladero de la Horadada que comunica Trespaderne y Oña.

Aquí ya descenderemos un poco para encontrarnos con un conjunto importante de tejos milenarios de gran grosor, todos ellos catalogados y que constituyen una reliquia y joya forestal dignos de admiración y de conservación. No hay que dejar pasar algún que otro tilo de gran porte allí mismo.
A continuación retrocederemos por el mismo camino hasta encontrarnos el cruce anterior y por el PR ascender al monte Coronilla (1170 m) desde donde, si el tiempo lo permite, obtendremos magnificas vistas de valle de Valdivielso, la Sierra de Tesla al norte como las inmediaciones del valle de Tobalina.

Avanzamos por la cresta entre los “cuchillos de Panizares” y bajaremos hacia el collado del arroyo de las Torcas o paso de la Coronilla. Evitaremos la pista y tomaremos un camino-senda entre pinos que en tiempos pasados supusieron una notable explotación resinera, y robles que transcurre paralelo por una zona más elevada hasta que ya al final de la ruta, cerca de Tartalés de Cilla, podemos visitar el eremitorio de San Pedro del siglo VII/VIII como función de ermita, excavada en la roca.
Procuraremos visitar otro conjunto importante de eremitorios al lado de la carretera nacional, en el desvío hacia Tartalés, conocido como “La cueva de los Portugueses” siglos VIII o IX. Al parecer unos portugueses que trabajaron en la construcción de la presa de Cereceda se alojaron ahí y perforaron para comunicar unas celdas con otras, modificando el diseño original.
Con esto habremos concluido la jornada senderista por tierras burgalesas

MAPA

PANIZARES